Pensamientos de una mañana de septiembre.

Era una mañana fría de septiembre y yo caminaba por las casi vacías calles de mi pequeña ciudad. Estaba teniendo un mal día, de esos en los que despiertas sabiendo lo terrible que será.

Anuncios

WordPress.com.

Subir ↑